jueves, 24 de mayo de 2012

¿Comunicar desde el afecto por la empresa?

Muchas veces nos ha pasado, conversando con empresarios PyME, que descubrimos algo simple pero que no estaba en el radar aun cuando es muy importante. Se trata de identificar que tan influenciadas están las acciones de comunicación, sean muchas o sean pocas, por la pasión que se tiene por la propia empresa. Aunque le genere dolores de cabeza, uno siente afecto por la organización que fundó y que vió crecer. Muchos empleados también 'se apropian' de compañías medianas o pequeñas, sintiéndolas propias. Y desde ese sentimiento se vende o se redactan materiales promocionales que explican lo que la empresa hace, cómo son sus productos, etc.

El desafío es poder "objetivar" a la empresa y a los productos a la hora de definir una estrategia comunicacional. Los potenciales clientes a los que nos vamos a dirigir con un folleto, una carpeta, una página web, no tienen el mismo vínculo que sí construyen quienes están en una relación permanente. Necesitan entender claramente y desde el primer contacto de qué estamos hablando.

En lugar de describir qué es y para qué sirve el producto o servicio que se ofrece, una tendencia muy común es a la de autocalificar -positivamente, por supuesto-: "la mejor empresa", "el mejor producto".

El afecto, la valoración que se tiene de la empresa debe transmitirse en el contenido y en las formas, pero no necesariamente de manera explícita, he ahí el desafío. Comunicar, esto ya es vox populi, no es solo escribir: comunicar es relatar, mostrar y también es actuar. Por eso hablamos de una estrategia de comunicaciones, para abordar de diferentes maneras, utilizando diferentes canales, pensando en los diversos públicos a lo que es necesario llegar.

Es sumamente valioso querer lo que uno hace. Es un fiel reflejo de que se hace lo que se desea hacer. Pero también es importante tomar algo de distancia y mirar las cosas en perspectiva, tratar de ver como ven otros a quienes hay que llegar con el mensaje, y desde allí empezar a trabajar.

Hasta pronto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario