jueves, 17 de enero de 2013

Facebook en privado: una verdadera Intranet


Facebook en privado: una verdadera Intranet
Que las redes sociales llegaron para quedarse, ya no cabe la menor duda. Toda estrategia actual de marketing incluye diversos canales on line que se suman a la infraestructura tradicional.
En el último tiempo y por razones personales (en oposición a las tareas laborales cotidianas) tuve la oportunidad de integrar un grupo que eligió trabajar en equipo, utilizando un grupo cerrado y privado en Facebook; podríamos decir incluso, que se trata de una verdadera Intranet.
En ese momento pensé que existían muchas herramientas para trabajar en equipo, sin embargo el grupo, que ya existía previo a mi incorporación, me invitó a integrarme a este espacio que me resultó una novedad.
Lo cierto es que disfrutamos de todas las bondades de una herramienta gratuita y con muchas de las funcionalidades necesarias para trabajar en forma colaborativa, siendo que el grupo está integrado por 25 personas (por cierto una cantidad que bien podría configurar la fuerza de trabajo de algo más que una pequeña empresa).
Este grupo desarrolla, entre otras tareas, diferentes materiales, pero fundamentalmente la confección de imágenes con leyendas, de modo que en principio está integrado por personas que crean esos textos, otros que aportan imágenes y fotos, quienes diseñan el producto final, la contribución de quienes corrigen o realizan sugerencias y finalmente los encargados de distribuir esas imágenes en los muros a los que están destinados estos materiales.
Esto requiere un flujo de trabajo muy preciso, de manera que los aportes no se pierdan en el camino o bien no se superpongan y dupliquen las tareas, casi sin necesidad de conversaciones (de hecho prácticamente no hemos tenido contacto personal presencial); la herramienta respondió a las necesidades que surgieron de la tarea que debíamos desarrollar, ofreciéndonos una interfaz simple e intuitiva.

Algunas de las ventajas
Con la apropiada configuración, el grupo no puede ser visto más que por sus integrantes, los que sólo ingresan previa invitación y autorización de los administradores.
Facebook es esencialmente multimedial de modo que la publicación de texto, imagen, sonido y video se realiza de un modo sencillo y trasparente. Cada vez que un integrante publica un material, el sistema se encarga instantánea y claramente de avisar al resto del equipo. Cada “hilo” o tema que se está tratando, con un simple vistazo puede diferenciarse de los demás con lo cual las contribuciones se realizan de modo puntual y sin lugar a equívocos, duplicaciones o redundancias.
Entre otras funcionalidad, cabe mencionar que se dispone de la posibilidad de subir archivos de hasta 25 MB, interacción con Dropbox, creación de eventos, encuestas y también se dispone de medios para realizar comunicaciones masivas dentro del grupo, o bien direccionar el mensaje a ciertos integrantes, incluso en forma individual y privada.
En síntesis, y sin mencionar muchas otras funcionalidades y aplicaciones disponibles, toda empresa que ya utiliza Facebook como herramienta de marketing y que precisa de una herramienta colaborativa, puede destinar parte del tiempo a evaluar y considerarla como una buena opción accesible desde cualquier lugar y con muy pocos requerimientos de infraestructura.

lunes, 14 de enero de 2013

Hablemos de valor


valor agregado
El valor agregado de un producto o servicio se define por aquello que lo diferencia del resto, y que es importante para el consumidor o potencial cliente. Puede tratarse tanto de una característica especial del producto, como una particularidad de la compañía: la experiencia, la confianza que les brinda a sus clientes, el soporte que proporciona, la eficiencia o la rapidez de entrega o de respuesta, según cuál sea su actividad.

El valor es muchas veces un factor de decisión de compra, incluso por sobre el precio. Lo  importante es saber cómo comunicarlo. Por ejemplo, en la elaboración de la identidad institucional de la empresa debe estar contenida la perspectiva del valor agregado, para que comunique las características diferenciales de la empresa.

Comunicar el valor del producto o servicio es una pieza fundamental de la estrategia de ventas. Escuchar a los clientes puede ser también una actividad estratégica desde este punto de vista, ya que ellos definen, en última instancia, qué es lo que tiene valor para ellos. Los canales participativos como las redes sociales y las webs interactivas son una opción excelente para recoger feedback que luego puede ser la base de nuevas ofertas.

También podemos añadir valor a nuestra empresa, por ejemplo mediante programas fidelizadores de beneficios para clientes, servicios personalizados, obsequios especiales, etc. 
Una buena estrategia de marketing comunicacional puede hacer la diferencia en la percepción de valor sobre nuestra compañía.   



Imagen cortesía de: FreeDigitalPhotos.net