martes, 8 de octubre de 2013

Marketing de contenidos: de la tendencia a la estrategia

marketing de contenidos
El marketing de contenidos es una estrategia basada en la generación de contenidos valiosos para el público objetivo. Su reciente “explosión” está relacionada con el crecimiento de Internet, el marketing online y los nuevos medios digitales, redes sociales entre ellos. 
Ante la convergencia de formatos –video, contenidos escritos, imagen, aplicaciones interactivas–, los contenidos multimedia y la posibilidad de comunicarse 1:1 con la audiencia, las técnicas de marketing se modificaron orientándose más fuertemente al contenido. 

La razón principal de este cambio de rumbo tiene que ver con las posibilidades del medio y el cambio cultural que propicia. En Internet, es el usuario es quien decide dónde navegar, qué contenidos le interesan y cuáles no. El formato publicitario tradicional, tiende a ser percibido como una “interrupción” de la actividad del usuario, con un mensaje que no decidió ver. Además la pauta publicitaria en medios de comunicación como televisión o revistas y diarios de circulación masiva tiene un costo mucho mayor; esto no quiere decir, claro está, que la publicidad haya sido reemplazada o que haya perdido efectividad, sino que en Internet emergen nuevas formas de comunicación con los clientes.

Como decíamos hace unos meses poniendo el ejemplo del SEO, al generarse una nueva tendencia comienza a hacerse visible mucha información acerca de “las claves” para tener éxito con el marketing de contenidos, pero el énfasis se pone la mayor parte de las veces en cuestiones tecnológicas antes que comunicacionales.

Por ejemplo, es común encontrar entre las definiciones de marketing de contenidos una lista de formatos y medios de publicación. De esta manera una estrategia de contenidos se basaría en contar con un blog lleno de artículos, videos sobre nuestra empresa o productos, tutoriales, perfiles en redes sociales, infografías con informaciones útiles, etc. Se desplaza hacia el formato el tema principal de la creación de una estrategia de contenidos.

En Sucesos Corporativos trabajamos hace más de una década focalizándonos en la generación de contenidos de valor. Nuestra experiencia en el área es amplia, y si bien los diferentes y nuevos formatos inauguran posibilidades, el foco siempre está puesto en la estrategia de contenidos, que no se basa tanto en el cómo sino en el qué.  Si logramos estar presentes en muchos canales de Internet pero lo que el público encuentra allí es poco interesante para él o de mala calidad, incluso influiremos negativamente en la imagen de la empresa.

¿A qué llamamos estrategia de contenidos? Haciendo un forzado resumen, en primera instancia a la definición de:
  •         Una identidad institucional desde la que emitiremos los mensajes de la empresa.
  •        Un público objetivo con el que queremos comunicarnos, nuestros clientes o potenciales clientes. Su definición implica conocer sus intereses, valores y expectativas.
  •         Un tipo de comunicación que estableceremos con ese público, un tono, una forma de comunicarnos.
  •         Objetivos y metas de nuestras comunicaciones

En una segunda instancia, diseñamos la estrategia de contenidos, definiendo en base a lo anterior los medios, canales y formatos que utilizaremos. Y comenzamos a trabajar en los contenidos propiamente, cuidando su calidad y que estén sinergizados con los objetivos de la empresa.


Por último, monitorear continuamente los resultados, recoger el feedback de la audiencia y hacer los ajustes necesarios es parte fundamental de la ejecución de la estrategia.